apagon electrico
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

¿Estamos cerca de un apagón eléctrico?

¿Qué es lo que está pasando?

En las últimas semanas, las compras se han intensificado, no solo motivadas por las fechas tan cercanas a la Navidad o los problemas de desabastecimiento con los que amenaza la huelga de transportistas, también las noticias alarmantes de la falta de suministros en otros países han empujado a algunas personas a hacer acopio de todo tipo de provisiones.

La venta de los productos no perecederos o que tengan una fecha de caducidad larga se ha incrementado. No sólo hay compras físicas, sino que más de la mitad de los españoles también compramos online sólo el año pasado, por eso se hace fundamental la coordinación entre transportistas y distribuidores. En Rogusa, como empresa abastecedora de carnes frescas y platos preparados, hemos experimentado este incremento tal y como lo ha recogido España Directo en este vídeo:

“De momento no hay problemas de desabastecimiento pero nunca se sabe porque la gente compra mucho, nosotros hacemos 15.000 kilos de callos al día y no damos abasto. La gente tiene miedo a que haya un apagón, que haya desabastecimiento y que el producto no llegue a sus lugares”

Ante la situación actual, hay quienes ya se han lanzado a comprar provisiones como velas, conservas, generadores… con el mismo ímpetu que el papel higiénico en tiempos del confinamiento.

¿Cuál es el origen de esta histeria?

Una de las causas más probables es la noticia surgida acerca de un gran apagón que podría darse en los próximos años. De hecho, uno de los términos más buscados en Google en estos últimos días ha sido sin duda El Gran Apagón. Parece el título de una película de miedo y de hecho pinta muy parecido, imaginarse un mundo sin electricidad, aunque sea unas pocas horas, supondría el cese de toda actividad. No podríamos usar los móviles porque no tendríamos antenas a las que conectarnos, no habría agua porque no funcionarían los motores que la impulsan a los hogares, ni calefacción, ni transporte al no poder servir carburante en las gasolineras, sin hablar de que estaríamos completamente incomunicados, solo oscuridad. Un panorama tétrico que al parecer desde Austria se le ha puesto una fecha cercana al 2025 y que sufriría al menos Europa.

¿Por qué se cree que existirá un apagón eléctrico?

La teoría surge de las Fuerzas Armadas de Austria y que ha comunicado la ministra Klaudia Tanner. Una teoría de la que se lleva años oyendo y a la que de repente se le ha dado crédito. ¿Por qué ha tenido más repercusión? Porque ha sido una fuente fiable quien ha hablado de ello con contundencia y ha puesto en marcha medidas para que la población se prepare para este hecho.

Se cree que es posible que exista un ataque o un fallo técnico o varias circunstancias que nos lleven a este fenómeno, una teoría que sería similar a si hace dos años nos dicen que una pandemia pararía el mundo entero. Una hipótesis que ha estudiado otros apagones ocurridos en el pasado en grandes ciudades estableciendo probabilidades, a lo que se suma que tanto Austria como Alemania y gran parte de Europa dependen del gasoducto ruso casi en su totalidad como única fuente y con pocas posibilidades de surtirse de otros medios.

¿Qué está ocasionando la noticia del apagón?

A pesar de que el apagón se prevé para 2025, la histeria ha recorrido algunos hogares que hacen acopio de suministros y de elementos de supervivencia como hornillos de camping cuya venta se ha incrementado exponencialmente, cuando en esta época se compraban 2 o 3 ahora se venden hasta 20. Tras un año tan complicado como 2020 cualquier noticia se convierte en una realidad actual, el miedo a lo apocalíptico nos hace creyentes de este tipo de teorías.

A la palestra han salido multitud de expertos cada uno refutando o ratificando la posibilidad de poder sumirnos en una oscuridad en algún momento. Si nos quedamos con aquellas que están en contra o que ven más improbable que esto suceda, nos dirán que existen mecanismos adecuados para anticiparse a diferentes fallos que puedan darse en el suministro y en el caso de nuestro país que no dependemos tan solo del gasoducto ruso, disponemos de otras alternativas para recibir energía.

Deja un comentario

  He leído y acepto la Política de Privacidad

Información sobre protección de datos Rogusa

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web.
Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en rogusa@rogusa.es.
Información adicional: Política de privacidad.

Abrir el chat