Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Calentar y listo

RECETAS EN LATA CON LAS QUE TENDRÁS EL ÉXITO ASEGURADO

Llegan las visitas y encima sin avisar, ¡qué panorama!

Si alguna vez has estado en esta situación y no te ha quedado más remedio que salir a comer fuera es el momento de ser más previsor. La mejor forma es tener siempre algunas latas a mano, son útiles, tienen un periodo de caducidad amplio por lo que podrás guardarlas en la despensa por mucho tiempo, y es una gran alternativa para calentar y servir.

Los imprescindibles

Las conservas más útiles y que no deberían faltar en tu despensa son por un lado las que nos ayudan a elaborar platos o las que de por sí, ya están elaboradas y tan solo tendremos que calentar. Es conveniente tener de ambos tipos por si la visita llega de forma inesperada y no da tiempo a preparar mucho más.

Súrtete de conservas de pescado como atún, mejillones, anchoas o berberechos que siempre combinan a la perfección con un aperitivo o una ensalada.

Nuestra recomendación es disponer de platos preparados que tan solo haya que calentar y servir, como la tortilla de patatas que combina perfectamente con cualquier comida, útil para aperitivos o como primer plato o incluso como guarnición para una carne, con la ventaja de que si compras Tortilla Rogusa podrás calentarla en el microondas sin necesidad de sacarla de su lata ya que está adaptada para su uso en el micro, ideal ¿verdad?

La menestra, otro de los imprescindibles, verdurita por si hay algún vegano y porque siempre nos puede acompañar cualquier carne. Y algún plato principal como un estofado de ternera o una carrillada al vino, ya sea para una visita imprevista como para ese día que no te apetece cocinar.

El acompañamiento

Cuando decides optar por las conservas no significa que no puedas aportar un toque personal y darle una pizca de sofisticación a los platos. Podrás jugar, para ello, con la elegancia de la mesa, la decoración…y quizás con la guarnición que acompañará a tus platos.

Guarniciones desde lo más sencillo a lo más complicado, desde unas patatas chip bien colocadas, y aderezadas, ¿por qué no? podemos usar ajo molido y un poco de orégano. Pero si queremos acompañar una carne por ejemplo, hay muchísimas alternativas como el puré de patatas, se hace en un momento en el microondas con el preparado que venden en los supermercados y puedes darle la consistencia que desees, además de añadirle un chorrito de aceite por encima antes de servir. O incluso hacer pequeñas bolitas y darles un toque de horno.

Otra opción, también en microondas y muy fácil, es hornear patatas. Puedes introducir algunas patatas y pincharlas un poco, el tiempo varía según las patatas y la cantidad, lo mejor es ir controlando las patatas parando el microondas de vez en cuando y viendo como van.

Y si quieres complicarte un poco más puedes freír patatas o hacer un rosti de patatas. ¿cómo se hace? Fácil, rallamos una patata y un poco de cebolla con un rallador grueso, hacemos una pelota con la mezcla, se aplasta y se fríe o si no quieres demasiada grasa, siempre puedes optar por el horno, deja las patatas igual de crujientes pero sin exceso de aceite.

Cualquiera de estas opciones te permitirán presentar en la mesa un plato listo en un santiamén, sin manchar mucho la cocina para después disfrutar de la sobremesa.

¿Y el postre?

Un par de ideas, los helados siempre son algo muy socorrido, en época estival pegan con todo y son una auténtica delicia pero en invierno parece que pega más un postre más calentito. El Coulant podría ser el elemento perfecto, lo puedes comprar ya hecho o elaborarlo en casa, este postre permite congelarlo y dejarlo listo para meterlo al horno 20 minutos antes de terminar con la comida. Si te decantas por esta segunda opción, innova, no solo hay coulant de chocolate, ¿has probado el de turrón? Espectacular.

Deja un comentario

  He leído y acepto la Política de Privacidad

Información sobre protección de datos Rogusa

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web.
Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en rogusa@rogusa.es.
Información adicional: Política de privacidad.

Abrir el chat